Así es como puedes limpiar tu horno de manera rápida y económica

La mayoría de las personas ven el limpiar el horno como una tarea tediosa. Si usas tu horno a menudo, deberías también limpiarlo con regularidad, al menos una vez cada tres meses. Limpiar el horno de arriba a abajo toma mucho tiempo, especialmente debido a la grasa quemada adherida y a otros residuos de comida endurecidos. No importa lo mucho que frotes, parece que nunca podrás limpiar el horno por completo. ¿Reconoces esto? ¡Entonces nuestros consejos te resultarán verdaderamente útiles!

Si somos honestos, no es tan difícil en lo absoluto. Con las técnicas adecuadas, el horno estará impecable en poco tiempo, especialmente si sigues los dos consejos siguientes. Un horno limpio huele mucho menos y funciona mejor, lo cual te permite volver a rápidamente a disfrutar de todos tus deliciosos platos.

¿Sientes curiosidad acerca de nuestras dos maneras de limpiar fácilmente el horno?

Amoníaco
Puede que el amoníaco no huela bien, ¡pero seguro que funciona muy bien! con este agente, tu horno estará limpio en poco tiempo y con poco esfuerzo. Coloca el horno en la temperatura más alta por algunos minutos. Luego apágalo y coloca en el centro del horno una sartén o un plato con un generoso chorro de amoníaco. Deja el recipiente en el horno toda la noche. ¡Al día siguiente puedes limpiar toda la suciedad y la grasa con un paño de microfibra!

Limón
¡Este también funciona muy bien y huele maravillosamente fresco!, trabaja casi igual que el anterior, pero se utiliza jugo de limón en lugar de amoníaco. Precalienta el horno a la temperatura más alta. Llena una sartén o un plato con una capa de agua. Añade el jugo exprimido de un limón entero y colócalo en el horno. El calor hace que el agua que tiene el jugo del limón se evapore, lo que disuelve fácilmente todos los residuos de grasa. Deja la fuente en el horno por aproximadamente 25 minutos. Luego puedes limpiar fácilmente el horno con un paño de microfibra.

El trabajo está terminado. No hace falta limpiar por un tiempo. ¡Asegúrate de compartir rápidamente estos consejos con otros hogares!