Con este producto barato, harás brillar tu campana extractora

Es un trabajo tedioso que a menudo no se le presta mucha atención: limpiar la campana extractora. No solo el exterior se ensucia, sino mas bien las rejillas y los filtros se tienen que limpiar correctamente. Esto previene olores desagradables y un aire malsano.

Es por eso que la limpieza de la campana extractora es muy importante, ya que no solo se puede ensuciar rápidamente, sino que también es importante para tu salud y seguridad. A continuación, te daremos consejos sobre cómo limpiar tu campana extractora.

El primer paso es limpiar el exterior de la campana extractora. Puedes hacerlo fácilmente con amoníaco. Prepara una solución jabonosa con agua caliente y amoníaco y úsala para quitar toda la grasa. A continuación enjuaga con agua limpia y quedará limpia y reluciente.

El segundo paso es muy importante. El filtro de la campana extractora debe ser reemplazado de vez en cuando. ¿Cómo sabes cuándo debe ser reemplazado? Tenemos un consejo fácil para eso: pon un trozo de papel de cocina debajo de la campana extractora. Luego, enciéndela. ¿La campana no succiona el papel de cocina? ¡Entonces tienes que cambiar los filtros!

El último paso es limpiar la rejilla. Pon a hervir una olla de agua con jugo de limón debajo de la campana extractora de la cocina. Enciende la campana. El vapor del jugo de limón liberará la suciedad fácilmente.

¡Así de fácil puede ser! Comparte estos consejos con tus amigos…